• patriciatellez

Brunch post-boda


Muchas parejas consienten a sus invitados con un desayuno al día siguiente de la boda. Cuando estamos platicando sobre las opciones, una de mis sugerencias es un brunch. A continuación te doy tres ventajas de incluirlo en tu plan.



Casual y cómodo:

Seguramente la fiesta estuvo tan buena que nadie se levantará antes de las 9. No te preocupes, el brunch es una combinación entre desayuno y comida que puede servirse de 11 a 15 horas. Además, la vestimenta sugerida es casual porque el momento se presta para convivir relajados y comentar todos los detalles del día anterior.



Delicioso:

Cantidad y calidad, son características de todo lo que se puede degustar en un brunch. Entre las bebidas podemos encontrar café gourmet, jugo fresco, algunos cócteles como el bloody mary, etc. También se incluyen carnes, aves, mariscos y sopas. Una barra de pan. Deliciosos quesos finos y embutidos junto a la barra de ensalada. Y, por supuesto, los clásicos huevos benedictinos: pochados y servidos sobre pan tostado con tocino y salsa holandesa.



Personalizado:

En la organización nos encargaremos de que todo lo que se sirva en el brunch los deje satisfechos a ustedes y a sus invitados. Podemos incluir platillos veganos o vegetarianos, alimentos Kosher, el cóctel favorito de los amigos, etc. Te aseguramos que ese almuerzo será el cierre perfecto de tu boda.


Estos son solo tres puntos sobre los brunch, pero hay varios detalles a considerar porque cada evento es único. Si quieres mayor guía, tengamos una cita digital.

Escríbeme: hola@patriciatellez.com


  • Facebook
  • Instagram