• patriciatellez

Carley & Ian

Actualizado: jun 17

Siempre antes de empezar a planear una boda, me gusta que me cuenten un poco sobre su historia para poder hacer de cada boda, una experiencia única. Cada pareja tiene una esencia inigualable y lo que quiero es expresarla en cada detalle.

En este caso, Carley e Ian tenían una esencia increíble, una gimnasta y un empresario, qué tal? Los dos siempre se han enfocado en sus pasiones y descubrieron el buen equipo que formaban juntos, entonces decidieron unir sus vidas. Al tomar esa decisión, se dieron cuenta que Inglaterra a pesar que es el país que los vio crecer, no tenía la magia de Francia, donde encontraron el castillo perfecto para casarse. Cuando vi el castillo y sabiendo la historia de los futuros esposos, pensé: tengo que encontrar la mezcla perfecta entre algo tradicional y moderno; y lo logré!


Toda la decoración fue basada en escala de grises, lo cual le daba el toque moderno; decidí que el color de flores que iba más adoc a la ceremonia tenían que ser rosas y hortensias blancas, sillas cross back con un follaje detrás, lo cual quedaba perfecto con el castillo y no podía faltar un Candy Bar. Pero lo mejor de todo no se lo imaginan: ¡el pastel fue hecho por la familia de la novia!

Todos los invitados bailaron y la pasaron increíble tomándose fotos en un Photo Booth que hizo que estuviera más dinámica la boda. Para mi fue un éxito y para los novios una experiencia inolvidable. Y así como pasaron cosas increíbles, también pasó algo sorprendente para mi, les voy a contar: durante toda la planeación del evento, yo me dirigía con Ian (el novio) y con Carley no tuve contacto alguno, lo cual me pareció raro ya que normalmente es al revés. Me parecía raro porque las decisiones eran perfectas, un gusto increíble y detallitos que probablemente a ningún hombre se le ocurrirían. Lo único que se me ocurría es que Carly definitivamente se sacó la lotería. Llegando el día de la boda, me dirijo con Ian y ¿qué creen que descubrí? que OBVIAMENTE Carley estaba atrás de todo esto e Ian solo era el vocero. Era demasiado bueno para ser verdad.


¿Quién más quiere un novio que organice todo?

0 vistas
  • Facebook
  • Instagram